¡Contáctanos!

Nuestros Centros de Oración en América Latina y Estados Unidos ofrecen, a través de la línea telefónica y otros medios de comunicación, consejo y oración sobre temas relacionados con familia, drogas, dependencia, depresión y otras circunstancias particulares. Si deseas hablar con alguien o simplemente que oremos por ti, ¡Contáctanos!

Email

consejeria@cbnla.com

WhatsApp

+506 7211-5970

spacer fp

Unete por America

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

devo morar“El que me ama mi palabra guardará, y mi Padre le amará y vendremos a él, y haremos morada con él”. Juan 14:23 (RV 60)

En San Juan 11:15 dice la Palabra de Dios lo siguiente: “Amaba Jesús a Marta, a su hermana y a Lázaro”. En este hogar situado en Betania, Jesús era muy bien recibido, disfrutaba la compañía de estos tres amigos y sus sentimientos eran recíprocos.

San Juan 12 lo describe: le prepararon una cena especial, no era la primera vez. Marta servía, María fue la que ungió a Jesús con un perfume de nardo puro de gran valor y Lázaro siempre estaba presente. Esta familia amaba a Jesús y tuvo la oportunidad de recibir al Hijo de Dios en su casa. 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

devo emociones"¡Así que decidimos que enviaríamos a todos de vacaciones, con todo pago, para que puedan descansar bien!", Exclama la presentadora cuando la familia de 5, con 2 niños discapacitados, se echó a llorar. ¡Al igual que yo!

“Éste es George. George es un perrito golden retriever que fue abandonado...” dice la voz solemne, mientras que pasan tomas en blanco y negro de George, sentado bajo la lluvia a través de la pantalla de la TV. Yo silenciosamente sollozo, con el rostro en mis manos.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

jesus devo“Vuelve ahora en amistad con Dios, y tendrás paz y por ello te vendrá bien”. Job 22:21 (RV 60)

El relato bíblico nos traslada a Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, donde había un estanque llamado Betesda. Juan 5:1-14

Allí se congregaba una multitud de enfermos: ciegos, cojos, paralíticos. Porque cada año un ángel descendía al estanque y agitaba el agua, y el primero que bajaba quedaba sano de cualquier enfermedad.